Blog post

Viajando en pareja después del bebé

Con el pretexto de mi cumpleaños 32, Jack y yo decidimos irnos a Mérida el fin de semana más un par de días más (por cierto, esta nueva semana subo mi guía para viajar a Mérida). La verdad es que Stella está por cumplir un año, pero no se nos había hecho irnos juntos de viaje sin ella hasta ahorita, lo cual ahora que lo escribo me parece cañón considerando que los dos nos hemos ido un par de veces con amigos (sin bebé y sin pareja), pero bueno, así fue. Sobra decir que es súper importante poder encontrar tiempo a solas con tu pareja después de que llegan los hijos y a veces un date romántico que dura unas horas no es suficiente. Necesitas desconectarte de verdad de la vida y poder reencontrarte.

Viajando en pareja sin bebé

Viajando en pareja sin bebé

Aunque ya había dejado a Stella en otras ocasiones, si me estaba costando trabajo desprenderme, pero en estos 4 días aprendí varias lecciones que hoy quiero compartir:

1. Nadie lo va a hacer mejor que tú. Y eso está bien, embrace it. El primer día hasta nos peleamos Jack y yo porque me estaba enojando que mi mamá no estaba haciendo las cosas exactamente cómo se lo pedí. Jack me insistía que no era importante, y que todos iban a sobrevivir y aunque obviamente en una mente racional eso es cierto, en la mente de una mamá sin su cría (¿y hormonal?), no lo es. Acepto que me tomó varios días relajarme y desprenderme. Al final del día yo creo que algo debe de saber mi mamá si yo no salí tan mal salí bien.

2. Deja la culpa en casa. Si hay algo que como mamás tenemos todas en común, es la famosa culpa. Hagas lo que hagas, en algo la vas a cagar y tienes que aprender a seguir adelante a pesar de eso. En el tema de los viajes, hay mil razones para sentir que no debes de irte y no te preocupes, medio mundo te las va a hacer saber. Que si la separación lo va a angustiar (creo que se angustia más la mamá por cierto – gracias Sharon Ball por recordarme esto), que si te vas a perder su primer pasito, que si se va a enojar cuando regreses… si ya decidiste que te vas a ir, no empaques la culpa y disfruta tu viaje. No hay peor que estar en un lugar pensando que ahí no quieres estar. Y ni hablar sobre lo que eso le hace al romance.

3. No eres mala madre por querer tu propio espacio. Una Mamá Rebelde sabe que no solo puede ser mamá, así que deja de pensar que eres mala madre y disfruta de la oportunidad de despertarte a la hora que quieras, leer un libro, hacer el plan que quieras sin pensar en su aptitud para niños, salir a divertirte en la noche como cuando eran novios, o quedarte en la cama hasta mediodía con tu pareja (de preferencia sin prisa y sin ropa pero bueno, cada quien jaja).

Viajando en pareja sin bebé

Viajando en pareja sin bebé

4. Aprovecha para trabajar en la intimidad, no solo en la sexualidad. Dar el salto de ser una pareja a un threesome es increíble y emocionante pero también es agotador y puede causar muchísimas situaciones tóxicas en la relación. Yo creo que integrar la sexualidad con la nueva identidad paternal / maternal es el cambio más fuerte al que una pareja de enfrenta en su vida juntos, y por lo tanto se habla muchísimo sobre cómo recuperar la vida sexual post parto. Pero en contraste creo que es poco lo que se habla sobre recuperar la intimidad no sexual entre una pareja, esa conexión que no necesariamente es sexual. Después de haber tenido a tu bebe es seguro que tengas menos tiempo para tu pareja, así que aprovecha el viaje para hacer actividades especiales que los dos llevan tiempo queriéndolas hacer.  Te recomiendo también que te desconectes lo más que puedas de tu celular para crear una conexión real. Aprovecha que no traes a tu bebé en brazos y que no tienes prisa para crear intimidad física no sexual, por ejemplo poder caminar agarrados de la mano, o quedarse abrazados en la cama sin esperar nada más. Por último, aprovecha el espacio creado y la calma en estos días para realmente escuchar lo que necesita y desea el otro.

Es increíble como un break así como tu pareja te deja energizada para regresar con tu bebé, y le da un nuevo aire a la relación. Vuelves a reconectar como cuando eran novios o recién casados sin media preocupación.  Checa el video de como nos divertíamos como adolescentes en uno de los road trips que hicimos: IMG_3490

Aunque estoy feliz de regresar con Stella, en el día a día cambiando pañales y en la eterna batalla para que duerma mejor, la verdad es que, ¡¡ya no puedo por volverme a ir!! Solo quedan 6 semanas y media más….

¿Ya viajaste con tu pareja sin tu bebé o no? Cuéntame tu experiencia en los comentarios.

xo, MR.

 

You may also like

Previous Post Next Post