Blog post

Pechuga de pollo en costra de alcachofa y chía

¿Otra vez pechuga pollo? La pechuga de pollo (orgánica, obvi) es mi go-to cuando ya no se que hacer de comer. Por eso mismo, me es súper importante probar recetas distintas para que no nos aburramos en casa. Esta receta es apta para bebés hasta los más grandes de la familia.

La alcachofa es uno de los alimentos favoritos en mi casa, y tiene muchísimos beneficios como ser alto en antioxidantes, fibra y vitamina C, y por lo tanto es buenísimo alimento anti-cancerígeno, ideal para la presión arterial alta y un súper aliado para el hígado y los procesos de desintoxicación del cuerpo.

La chía por su parte es un superfood increíble altísimo en fibra, antioxidantes y en omega 3, buenísimo para la salud digestiva, anti envejecimiento, y para regular el colesterol. Es además súper versátil y puedes usarlo fácilmente para sustituir el huevo.

Hoy andaba con el tiempo limitado, y con todo y todo salió perfecto. Sin más preámbulo, les dejo la receta de pechuga de pollo en costra de alcachofa y chía.

Ingredientes:

  • 500 gramos de milanesas de pechuga de pollo orgánica
  • 1/3 taza de chía
  • 1/3 taza de harina de coco (puedes sustituir por otra harina)
  • 6 corazones de alcachofa
  • albahaca fresca, u otras especias al gusto
  • opcional: usa aderezo casero – hecho en casa – para evitar MSG y otros aditivos que no quieres. Para hacerlo solo licúa aceite de oliva, vinagre blanco, salsa tamari o aminos (sustitutos de salsa soya), mostaza dijon, ajo, cebolla en polvo, sal de Himalaya, pimienta negra y consomé natural sin glutamato. Si decides no usarlo, usa un poco de aceite o un huevo, y no olvides de condimentar.
  • aceite de coco para el sartén.

Instrucciones:

  1. Corta la pechuga de pollo en pedazos, o puedes dejarlas enteras. A mi me gusta en pedazos para que Stella se los pueda comer sola.
  2. En un Nutribullet o procesador, licúa la chía con harina de coco para que quede una harina homogénea.
  3. Pica los corazones de alcachofa en pedazos muy muy chiquitos.
  4. Pica la albahaca fresca muy muy chiquita (o las demás especias que hayas elegido).
  5. Mezcla la mezcla de harina con los corazones de alcachofa y la albahaca.
  6. Derrite el aceite de coco en el sartén para que empiece a calentarse.
  7. Remoja los pedazos del pollo en el aderezo casero (o huevo, o aceite), y cubre en la mezcla de alcachofa con harina.
  8. Pon a freír en el sartén hasta que queden bien dorados de los dos lados y el pollo bien cocido. No es necesario usar tanto aceite la verdad.
  9. Sirve de inmediato con un poco de salsa bbq – hecha en casa – para evitar azúcar, MSG y otros ingredientes añadidos. Para hacerla, licúa cebolla, ajo, pasta de tomate hecha en casa, salsa de tomate hecha en casa, azúcar de coco, paprika, pimienta cayena (según que tanto quieras que pique) y un poco de tamari o aminos.

Me encantaría ver tus fotos si haces la receta. Taggéame en Instagram o compártelo en el grupo de Facebook.

¡Si te sirvió y gustó, apóyame por favor compartiendo este link, me serviría mucho!

xo, MR.

You may also like

Previous Post Next Post