Blog post

Pan de quinoa y chía (más una receta de pan francés)

Si hay algo que todavía me cuesta trabajo comer, es pan. No es que tenga nada de malo, pero años y años de dietas me dejaron bastante traumada y aunque sí como pan como parte de un platillo (i.e., pizza), creo que hoy en día todavía es súper raro que me anime a comer tal cual una rebanada de pan.

Pan de quinoa y chía

Aunque soy fan del pan Ezekiel, se me ocurrió que debe de ser bastante fácil hacer tu propio pan en casa: sin gluten, sin lácteos, sin huevo y sin azúcares, y además con bajo índice glicémico. La quinoa es una proteína completa, lo que significa que tiene todos los amino ácidos esenciales que tu cuerpo necesita, y la chía es una excelente fuente de omega 3. Me inspire en esta receta pensando que está buenísima para cualquier persona que tenga alergias, intolerancias o restricciones alimenticias.

Para hacerlo todavía más saludable, la quinoa que use está germinada. Esto es el paso más importante para mi gusto. Yo la deje remojando aproximadamente 15 horas (porque se me olvidó jaja), pero realmente con 8-12 horas es suficiente, aunque podrías dejarla mucho más tiempo también. Lo que tienes que ver es que a la quinoa le salgan colitas y listo.

Quinoa germinada

La chía también debe de estar previamente remojada, pero con media hora es más que suficiente.

Ingredientes:

  • 1 3/4 taza de quinoa sin cocinar
  • 1/4 taza de chía
  • 1 taza de agua (la mitad es para remojar la chía, y la mitad para combinar en el procesador de alimentos)
  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Jugo de un limón chico, o medio limón
  • Sal de Himalaya al gusto

Instrucciones:

  1. Remoja la quinoa en agua durante toda la noche, mínimo 8-12 horas. Yo te recomiendo que pongas suficiente agua para que cubra con al menos un dedo la quinoa.
  2. Remoja la chía en 1/2 taza de agua hasta que quede con consistencia gelosa. Aproximadamente te recomiendo media hora, aunque puedes dejarla toda la noche, solo recuerda revolver un par de veces al principio.
  3. Precalienta el horno a 160º C.
  4. Enjuaga muy bien la quinoa hasta que salga transparente el agua, y luego cuélala hasta que quede seca.
  5. Pon la quinoa en un procesador de alimentos. Yo use el Nutri Bullet sin problema.
  6. Agrega la chía remojada, 1/2 taza de agua, el aceite de oliva, el bicarbonato, la sal y el jugo de limón.
  7. Mezcla en tu procesador de alimentos hasta que quede con consistencia de masa de hotcakes. Es probable que te queden pocos granos de quinoa y de chía completos, y así queda perfecto el pan.
  8. Vacía la mezcla en un molde de pan con papel encerado engrasado sobre los lados y el fondo. Engrasa el papel porque si no se pega muchísimo.
  9. Hornea aproximadamente 1 1/2 horas hasta que quede firme, pero recuerda que los hornos son variables así que monitorealo bien. Haz la prueba del palillo.
  10. Saca el molde del horno y deja enfriar el pan adentro del molde por una media hora. Luego saca el pan del molde y deja enfriarlo completamente. La parte exterior debe de estar firme y crujiente y la parte interior debe de estar suave.
  11. Puedes servir las rebanadas así, o tostarlas antes y quedan todavía más ricas. También prepare pan francés y quedo delicioso, más abajo te pongo la receta.

Comentarios adicionales:  

  • Puedes guardarlo en el refrigerador hasta una semanas o congelarlo hasta por unos 3 meses.
  • Puedes incrementar los nutrientes agregando pepitas, semillas de girasol o ajonjolí justo antes de hornear.

Checa unas fotos del proceso y más abajo viene la receta y fotos del pan francés:

Mezcla del pan de quinoa

Mezcla del pan de quinoa

Mezcla del pan de quinoa

Mezcla del pan de quinoa

Mezcla del pan de quinoa

Mezcla del pan de quinoa

Pan de quinoa horneado

 Pan de quinoa horneado

Y ahora, para contarte del pan francés….

Bueno, pues resulta que ya tenía el pan horneado y me empezó a girar la cabeza con todas las maneras en que lo podría usar.  En estos días en los que ha estado haciendo frío, se me ocurrió hacer de desayuno pan francés para mi y para Stella.

La receta es la típica con mis ajustes: calienta un poco de aceite de coco o ghee en un sartén, prepara la típica mezcla de huevo orgánico con leche (use la de avellana de esta marca) y canela con azúcar de coco.  Enjuaga el pan como 30 segundos de cada lado en la mezcla y ponlo a dorar en el sartén. Sírvelos calientitos con miel de coco y con este almond butter quedan deliciosos también.  Es perfecta para adultos, para baby led weaning y para tus hijos más grandes también.

Fuera de broma, me quedó espectacular. La consistencia del pan es bastante humeda y porosa lo que permitió que como pan francés quedara con un sabor perfecto.

Te dejo varias fotos del proceso para que te inspires:

Mezcla del pan francés

Mezcla del pan francés

Pan francés

Pan francés

Pan francés

Pan francés

Me encantaría ver tus fotos si haces la receta. Taggéame en Instagram o compártelo en el grupo de Facebook.

¡Si te sirvió y gustó, apóyame por favor compartiéndola, me serviría mucho!

xo, MR.

 

You may also like

Comments (2)

  • Camila

    marzo 17, 2017 at 12:44 am

    Estás en otro nivel de profesionalismo con estas delicias !

    1. Michelle Ronay

      marzo 17, 2017 at 4:26 pm

      Gracias Cam!!!

Comments are closed.

Previous Post Next Post