Blog post

#YoConfieso que, como el 90% de las mujeres en el mundo, tengo celulitis. La celulitis no discrimina, y la puede tener la mujer más flaca y/o la más atlética del mundo, así como la más obesa y/o la más inactiva. Hoy no vamos a entrar en qué es la celulitis, por qué sale y qué puedes hacer para combatirla. Este post está más bien dedicado a ti que tienes celulitis y que igual quieres ser feliz.

Si eres como yo, te mortificas cada que sabes que tienes que ponerte una falda, shorts o leggings de ejercicio ultradelgados. Nunca falta que te entra la desesperación y te compras un gel carísimo que promete reafirmar la piel y desaparecer cualquier rastro de imperfecciones.

Te reto a que busques en Google los mejores remedios y te vas a topar con fotos de celebridades de todos los sabores repletas de celulitis (pues si verdad, como cualquier mujer). Claro que estas fotos fueron tomadas in fraganti, pero eso sólo nos lleva a concluir que estamos tan inundadas de fotos photoshopeadas con iluminación perfecta y filtros borrosos, que ya vivimos engañadas sobre lo que es normal y lo que no lo es.

El mensaje que recibimos es claro: la celulitis es mala. Y en el proceso de digerirlo gastamos una fortuna en eliminarla, olvidándonos de que ellas también son mujeres comúnes como nosotras, que seguramente tienen celulitis, ¿y qué crees? Tienen derecho a tenerla

A pesar de que desde niñas se nos enseña a jugar a ser perfectas, tener celulitis no es igual a fracasar en la vida, y nadie, absolutamente nadie, te debería juzgar por ello. Si alguien lo hiciera, te puedo asegurar que es un reflejo de sus propias inseguridades. Te lo demuestro: ¿alguna vez has visto a una mujer y de inmediato empiezas a criticarla y/o a compararte con ella? Esa es tu baja autoestima hablando.

Entonces, si (casi) todas la tenemos, ¿por qué no empezamos a aceptarla? Como si hiciéramos una especie de pacto entre mujeres en el que prometiéramos dejar de juzgar el valor de la otra por la cantidad de celulitis que tiene en sus muslos. ¿Podríamos a lo mejor empezar a considerar tener celulitis como el equivalente de traer el pelo à la french girl?

Ahora bien, no estoy diciendo que te descuides, sino que por supuesto quiero que continúes haciendo tu mayor esfuerzo y que sigas trabajando en ti misma pero que lo hagas desde un lugar de aceptación y de mejora – no solamente por creer que te ves horrible o que tener celulitis no es normal. FYI, es normal  y está bien si la tienes. También tienes un cuerpo que le da lugar a la persona increíble que seguramente eres, repleto de músculos que te ayudan a lograr cosas impresionantes todos los días, y si eres mamá pues tienes un cuerpo que ha creado a otro ser humano.. ¿A poco eso no lo agradeces y lo festejas?

Puedes tener celulitis y seguir siendo guapa, exitosa, sexy, deseable, importante y única con todo y todo, así como eres. 

xo, MR.

You may also like